Las posiciones

El aprendizaje de las posiciones básicas desde las que ejecutar las diferentes técnicas que existen en Karate resulta esencial. Cada posición presenta una serie de particularidades que la diferencian de las demás y que la hacen más indicada para defensas o ataques, sean éstos frontales o laterales. A continuación enumeramos las posiciones básicas que hay que dominar, así como los estilos en los que más se utilizan.
Estas posiciones constituyen, sobre todo las más bajas, un medio óptimo para tonificar los músculos del tren inferior, al obligar a éstos a contracciones isométricas que ponen a prueba su resistencia y potencia. En muchas de las posiciones la cadera puede estar orientada al frente -para los ataques- o lateralmente (en hanmi) -para las defensas-, e incluso orientada al lado contrario (gyaku hanmi) para defensas o ataques circulares con el brazo de la pierna atrasada, por ejemplo, en la posición de zenkutso dachi.

Posición de los pies

Heiko Dachi: Posición de descanso. Ambos pies están separados, por su parte interior, la distancia de un pie. Los dedos están mirando al frente. El peso del cuerpo se encuentra repartido por igual entre ambas piernas. Cuando desde esta posición se ejecuta una técnia al frente, el peso se deja caer hacia delante, apoyándose más en la parte anterior de los pies.

Posición de los pies

Heisoku Dachi: Es una posición de espera. Ambos pies se encuentran juntos, mirando al frente, con las rodillas algo flexionadas aunque, a la vista, parecen extendidas. Esta semiflexión permite repartir el peso por toda la planta del pie, dando más estabilidad a la posición.

Posición de los pies

Musubi Dachi: Es la posición desde la que se realiza el saludo o Rei. Los talones de los pies están juntos y las puntas permanecen separadas entre 30 y 45 grados. El peso se reparte por igual entre ambas piernas. Si se realiza una técnica desde esta postura se desplaza el peso del cuerpo hacia delante.

Posición de los pies

Uchi Hachiji Dachi: El peso del cuerpo se reparte por igual entre ambas piernas. Las puntas de los pies miran hacia dentro -unos 40 grados-, con los talones hacia fuera, mientras las rodillas hacen fuerza hacia dentro -en la misma dirección de los pies- y los glúteos y los abdominales se contraen, manteniéndonos pegados al suelo. La mayor parte del peso recae en la parte delantera del pie, lo que hace de ésta una posición en muy firme. Los músculos aductores, en tensión, mantienen la entrepierna cerrada y los genitales protegidos -ver concepto Sanchin-. Para llegar a esta postura se puede partir de Heiko Dachi, rotando sobre la almohadilla del pie los talones al exterior. Existe una variante de esta posición llamada Naihanchin Dachi -o Nai Fan Chin- en la cual los talones están separados una distancia de dos pies y medio. Esta posición refelja, como ninguna otra, el Karate Shurite de Okinawa.

Posición de los pies

Sanchin Dachi: Los pies se encuentran separados a la anchura de las caderas. El talón del pie adelantado está a la altura de la punta de los dedos del pie retrasado. El peso del cuerpo se reparte por igual entre ambas piernas. Los talones miran hacia fuera, la punta de los dedos hacia dentro y debe haber tensión en las rodillas hacia el interior, mientras contraemos los abdominales y subimos la pelvis como si quisiésemos encogernos. Esto creará un sistema de fuerzas que tiende a mantenernos atornillados al suelo, haciendo de esta posición una de las más fuertes y estables en Karate. Es la posición por excelencia del estilo Goju Ryu, y la empleada en muchas katas de Naha, como Sanchin y Tensho. Recibe también el nombnre de Kihon Dachi o posición fundamental. Hangetsu Dachi es una posición muy similar a Sanchin Dachi, pero en ella los pies están más separados y las piernas más relajadas.

Posición de los pies

Moto Dachi: Posición de combate corta y natural, alta en la que el peso del cuerpo se reparte por igual entre ambas piernas. Los pies están paralelos -el adelantado mira hacia dentro, y el atrasado, hacia fuera-, separados entre sí la distancia de un pie. Las rodillas están ligeramente flexionadas y la cadera puede estar orientada diagonalmente -en hammi- o al frente -sommen-.

Posición de los pies

Zenkutso Dachi: En esta posición el peso del cuerpo recae en un 60 por ciento sobre la pierna adelantada, flexionada por la rodilla, y un 40 por ciento, sobre la pierna de atrás, ligeramente flexionada por la rodilla. La rodilla adelantada debe caer sobre la vertical del dedo gordo del pie, con tensión suficiente como para que no se gire hacia dentro, mientras que la retrasada está un poco flexionada para hacer más estable la posición. En el estilo Shotokan se hace hincapié en que la rodilla y la tibia miren hacia el exterior, de forma que la postura sea más estable. En Shito Ryu, por el contrario, la rodilla puede mirar hacia abajo, facilitando así una salida más rápida a la hora de realizar una técnica. Una variación de esta posición es Sho Zenkutso Dachi, con el cuerpo más elevado.

Posición de los pies

Kokutso Dachi: Esta posición se utiliza para evitar un ataque, alejándose de éste sin tener que cambiar los pies de lugar. El peso del cuerpo recae en su mayoría sobre la pierna retrasada -entre un 60 ó un 70 por ciento, aunque puede llegar a un 80 por ciento cuando se retrasa la pierna con profundidad-. Las rodillas están orientadas en la misma dirección que los pies, es decir, hacia atrás. Un error frecuente suele ser que se coloca el pie adelantado con los dedos al frente; en lugar de esto, se debe girar el talón hacia delante y los dedos havia atrás. Los talones están alineados. Es una postura defensiva, a la que se llega pivotando desde Zenkutso Dachi o bien trasladándose, desde ésta u otra, a Kokutso. Existe también una posición denominada Fudo Dachi, similar a ésta pero con el peso centrado en medio y no retrasado como en Kokutso Dachi ni adelantado como en Zenkutso Dachi. En ella el peso se encuentra igualmente repartido entre la pierna adelantada y la retrasada, con los pies paralelos. Las rodillas se tensan hacia el exterior. Los músculos de los glúteos se tensan y así la pelvis va hacia delante.

Posición de los pies

Nekoashi Dachi: También llamada la postura del gato. El peso descansa en un noventa por ciento sobre la pierna retrasada, cuya rodilla permanece flexionada y cuyo pie mira en diagonal al frente. La pierna adelantada también está flexionada y el pie, con el talón totalmente levantado del suelo, se apoya a modo de bastón descansando sobre el Koshi. La tibia está perpendicular al suelo. Es una posición muy utilizada en el estilo Shito Ryu, e incluso podríamos decir que sustituye al Kokutsu Dachi presente en Shotokan.

Posición de los pies

Kiba Dachi: La postura del jinete. Las rodillas presentan tensión hacia fuera y su perpendicular cae sobre el dedo gordo de los pies. Es a Shotokan lo que Shiko Dachi a Shito Ryu. Presenta las mismas ventajas e inconvenientes de la posición que sigue, Shiko Dachi.

Posición de los pies

Shiko Dachi: Esta postura, muy utilizada en Shito Ryu y Goju Ryu, resulta muy parecida al Kiba Dachi de Shotokan: peso repartido por igual entre ambas piernas, pies separados doble distancia de la anchura de las caderas, y, aquí está la diferencia, mirando diagonalmente al frente, con los talones más próximos que la punta del pie. Tiene su punto débil en las ingles, al quedar éstas muy expuestas a ataques por parte del adversario a la zona genital. No obstante, resulta muy fácil pasar de esta posición a Nekoashi Dachi, con lo que los genitales quedan sobradamente protegidos. Una variante de Shiko Dachi utilizada en Shotokan es Kiba Dachi. La posición del jinete se caracteriza por su estabilidad. El peso del cuerpo se halla repartido por igual entre ambas piernas, con los pies separados el doble de la anchura de las caderas y -ésta es la diferencia con respecto a Shiko Dachi- mirando al frente. Presenta la misma desventaja que el Shiko Dachi y se utiliza en Shotokan para ataques potentes de mano al frente.

Posición de los pies

Kosa Dachi: Esta posición podríamos decir que es la opuesta a Neko Ashi Dachi, ya que el pie cuyo talón permanece levantado es el atrasado, y no el adelantado. Se usa para ataques en distancia corta, y se llega a ella adelantando el pie atrasado cruzándolo por delante del otro. El pie de delante se apoya con toda la planta en el suelo, dirigido al frente o hacial el exterior unos 20 grados. El atrasado se coloca por detrás, a una distancia de un puño del otro, y su rodilla se apoya en el gemelo de la pierna adelantada. La cadera y el tórax están en somen, es decir, mirando al frente. El equilibrio en esta posición es fundamental.














Posición de los pies

Kake Dachi: Es una posición muy parecida a Kosa Dachi, pero ahora el tronco puede estar orientado lateralmente -en yoko-, diagonalmente -en hammi- o al frente -en somen-. El pie adelantado mira al frente y apoya toda su planta. El pie atrasado sólo se apoya en su parte delantera, y sus dedos apuntan al talón del otro pie, a una distancia de unos 20 cm. Los abdominales deben estar contraídos, las piernas flexionadas y el tronco bien derecho, sin inclinarse hacia delante.

Sagi Ashi Dachi: Quienes hayáis visto cine de artes marciales para adolescentes sabréis que ésta es la posición de la grulla. Se llama también Tsuroashi Dachi. Dado que se mantiene un solo pie en el suelo, requiere mucho equilibrio y no tiene aplicación práctica en combate real, aunque sí aparece en algunas katas. La planta del pie de apoyo debe estar relajada, ya que si se contraen los dedos se pierde estabilidad al reducirse la superficie plantar. Las caderas están paralelas al suelo y la pierna de apoyo está flexionada. El cuerpo puede estar dispuesto al frente, lateralmente o diagonalmente. El pie que no se apoya en el suelo se coloca con el empeine sobre la parte trasera de la rodilla -en el hueco poplíteo- cuya pierna está apoyada.

Con la colaboración de
Sensei Juan Carlos Martínez
Gimnasio Picos - Móstoles (Madrid)

Juan Carlos Martínez

Texto y fotos: Gaspar J. Barrón

Volver a Entrenamiento